María Eugenia Cerutti Р132.000 voltios

Margarita, carcinoma maligno de piel
Margarita, carcinoma maligno de piel

En el a√Īo 2003, la periodista Silvina Heguy y la fot√≥grafa Mar√≠a Eugenia Cerrutti fueron a cubrir, como tantas otras veces, una nota para Clar√≠n, el diario donde trabajaban. El origen de ese reportaje estaba en una denuncia: los vecinos de Ezpeleta, una localidad al sur del conurbano bonaerense, estaban desesperados porque una estaci√≥n el√©ctrica de alta tensi√≥n estaba ocasionando da√Īos irreversibles, fatales, en la salud de los habitantes del barrio.

El detalle es que, cuando Silvina y Mar√≠a Eugenia llegaron al lugar, encontraron mucho m√°s que ‚Äúla nota del d√≠a‚ÄĚ. Hab√≠a desplegado, ante sus ojos, un escenario devastador: a lo largo de los a√Īos ‚Äďy como consecuencia de las emanaciones energ√©ticas- hab√≠an sucedido m√°s de cien muertes, y otro centenar de personas hab√≠a enfermado de c√°ncer. Las historias de los sobrevivientes estaban dolorosamente escritas en el cuerpo.

Ese d√≠a, Silvina y Mar√≠a Eugenia entendieron que estaban frente a una historia profunda. Y decidieron dedicarle al tema el tiempo que fuera necesario. Transcurrieron tres a√Īos. A lo largo de ese per√≠odo, fueron una y otra vez juntas a esa suerte de submundo que era el barrio de Ezpeleta. Hablaron con los vecinos, establecieron lazos delicados, y finalmente ‚Äďen el a√Īo 2006- volcaron ese trabajo en un reportaje austero y a la vez impactante que hablaba de la enfermedad, s√≠. Pero tambi√©n de la ausencia del Estado y de la imposibilidad de un futuro.

La nota, titulada ‚ÄúUn barrio, demasiadas ausencias‚ÄĚ, fue publicada por el diario Clar√≠n en diciembre de 2006 y en a√Īos subsiguientes recibi√≥ varios reconocimientos, entre ellos el Premio Rey de Espa√Īa. Asimismo, Mar√≠a Eugenia gan√≥ el premio a Mejor Fotograf√≠a otorgado por la Fundaci√≥n para un Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) y vio c√≥mo sus retratos, a lo largo del tiempo, terminaron por atravesar el l√≠mite de la narraci√≥n documental para convertirse en reflexiones contempor√°neas sobre el cuerpo y la intimidad. Tanto es as√≠ que, hace poco tiempo, estas im√°genes fueron incluidas en el libro Body Politics, que muestra el uso de la fotograf√≠a (y del cuerpo) como herramienta pol√≠tica.

En el a√Īo 2006 Silvina y Mar√≠a Eugenia ganaron una beca que les permiti√≥ financiar la publicaci√≥n de ‚Äú132.000 volts‚ÄĚ, un libro que ahora, parcialmente, reproducimos en Nuestra Mirada.

La estación eléctrica, entre tanto, sigue en funcionamiento.


Un barrio, demasiadas ausencias

Texto por Silvina Heguy, Fotografías por María Eugenia Cerutti

Desde hace a√Īos las mariposas no han vuelto a invadir una de las esquinas de Ezpeleta. La se√Īora Gladys Solioz las extra√Īa, sobre todo en el mes de septiembre, cuando, en lugar de verlas te√Īir de colores ese lote descampado que hac√≠a las veces de plaza, s√≥lo ve un pared√≥n blanco que oculta una estaci√≥n de energ√≠a el√©ctrica. El hecho de que las mariposas no hayan vuelto a Ezpeleta podr√≠a parecer una noticia que s√≥lo lamentar√≠a un ledipter√≥logo. Pero en este barrio de clase media, a treinta minutos al sur de Buenos Aires, es s√≥lo el comienzo de una lista de ausencias. Gladys Solioz no s√≥lo extra√Īa la ausencia de las mariposas: lamenta sobre todo la muerte de sus vecinos. ¬ęEn esta casa viv√≠a una se√Īora que muri√≥ de c√°ncer. Al lado, fueron dos los enfermos. Y ac√°, en esta de jardincito, viv√≠a un nene de cuatro a√Īos que falleci√≥ de leucemia¬Ľ, dice como una especie de gu√≠a de turismo funerario.

A ese descampado de la esquina de las calles Padre Bruzzone y R√≠o Salado los muchachos del barrio le llamaban ¬ęel campito¬Ľ, una plaza desnuda en la que sol√≠an jugar al f√ļtbol. Fue a principio de los a√Īos ochenta cuando la Municipalidad de Quilmes, de la que Ezpeleta depende, permiti√≥ a la empresa estatal de electricidad, Segba, instalar en ese terreno una subestaci√≥n a la que bautiz√≥ con el nombre de Sobral. La protesta de los vecinos por el cierre de su plaza obtuvo s√≥lo una promesa de los funcionarios: que pronto volver√≠an a tenerla. Incluso remodelada. Ser√≠a al fin una plaza oficial. Pero eso nunca sucedi√≥. Segba se privatiz√≥ y se convirti√≥ en Edesur, una de las principales compa√Ī√≠as de electricidad de Argentina. Una ma√Īana de 1992 una cuadrilla de obreros lleg√≥ hasta ese galp√≥n de transformadores el√©ctricos. Su objetivo era que la subestaci√≥n aumentara su potencia instalando dos cables m√°s de alta tensi√≥n de ciento treinta y dos mil voltios, cada uno de ellos seiscientas veces m√°s potentes que los que suelen alimentar de electricidad a cualquier casa de familia.

Gladys Solioz actualiza en un mapa los muertos y enfermos de Ezpeleta
Gladys Solioz actualiza en un mapa los muertos y enfermos de Ezpeleta

La ausencia de las mariposas y las muertes de los vecinos, lo sabe Solioz, ten√≠an una misma causa: la contaminaci√≥n que provoca la acumulaci√≥n de energ√≠a concentrada en la esquina de su casa. En su gira por el mundo, dicen los bi√≥logos, las mariposas nunca se detienen en lugares contaminados. Observarlas es un indicador del estado de conservaci√≥n del ambiente. Fue en 1997, en una de esas primaveras en las que las mariposas no volvieron, que Gladys Solioz empez√≥ un penoso censo. Uni√≥ con cinta adhesiva varias hojas de papel de un cuaderno y dibuj√≥ once manzanas de su barrio en las que viven unas mil novecientas personas. Sobre ellas se√Īal√≥ con una cruz verde a sus vecinos gravemente enfermos. A los que mor√≠an de c√°ncer, les dibujaba una cruz roja. Las hac√≠a para no olvidar la repentina muerte de unos ni√Īos de cuatro y siete a√Īos ni las de hasta entonces m√°s de cuarenta vecinos que junto a ella hab√≠an visto llegar las mariposas a esa esquina de Ezpeleta. Tambi√©n dibuj√≥ una cruz para se√Īalar la muerte de su padre.

Don Germ√°n Solioz era jubilado y estaba sano cuando comenz√≥ a acompa√Īar a su hija a las primeras reuniones barriales para enfrentar a la empresa el√©ctrica. Pero un c√°ncer de pulm√≥n fue fulminante: Solioz muri√≥ en agosto de 1998 cuando los vecinos se reun√≠an una vez por semana. Por entonces, les preocupaba lo que iban sabiendo sobre las ondas electromagn√©ticas que emanaban de la subestaci√≥n el√©ctrica de la esquina. Los estudios cient√≠ficos alertaban que la exposici√≥n a ellas pod√≠a provocar c√°ncer. Uno de ellos, de la Organizaci√≥n Mundial de la Salud, establec√≠a que los ni√Īos expuestos a m√°s de 0.3 microteslas  ‚Äďuna medida que cuantifica los campos electromagn√©ticos‚Äď pod√≠an duplicar sus posibilidades de tener leucemia. Respaldada por la legislaci√≥n de Argentina ‚Äďque permite una emisi√≥n de hasta veinticinco microteslas en zonas urbanas‚Äď, la empresa Edesur argumentaba ‚Äďy argumenta‚Äď que la Subestaci√≥n Sobral estaba en orden.

A esa altura, los vecinos de Ezpeleta s√≥lo quer√≠an que la empresa de electricidad trasladara la subestaci√≥n el√©ctrica a un lugar apartado y sin poblaci√≥n a su alrededor. Pero los planes de Edesur pretend√≠an llevar m√°s alta tensi√≥n al barrio. Durante el d√≠a y tambi√©n la noche, los obreros de la compa√Ī√≠a cavaban zanjas para avanzar con el tendido de alta tensi√≥n. Los vecinos se tiraban adentro de ellas para impedirlo. Era el 2001 y hubo represi√≥n policial contra los protestantes en la calle. Gladys Solioz y sus vecinos se contactaron con la Asociaci√≥n Coordinadora de Usuarios, Consumidores y Contribuyentes, una organizaci√≥n no gubernamental que present√≥ un reclamo frente a un juez de primera instancia de La Plata, la capital de la Provincia de Buenos Aires. Despu√©s de meses de litigar, por primera vez en su historia la Justicia de Argentina hizo prevalecer la defensa de la salud ante la duda o la escasez de pruebas cient√≠ficas. La C√°mara Federal de La Plata ratific√≥ la orden del juez de primera instancia y orden√≥ detener las obras de ampliaci√≥n de la subestaci√≥n Sobral y ejecutar un censo estad√≠stico que analice el medio ambiente, la posible contaminaci√≥n y sus consecuencias en la salud de los habitantes de Ezpeleta. La Organizaci√≥n Mundial de la Salud tambi√©n empezaba una investigaci√≥n similar, pero a escala internacional, sobre las consecuencias a la exposici√≥n a las ondas electromagn√©ticas. Por ello los vecinos siguen exigiendo que se ejecute el censo ambiental que orden√≥ la Justicia.

010TORRE4
Líneas de alta tensión en Ezpeleta

Por ahora la se√Īora Solioz guarda su mapa de cruces de Ezpeleta en una carpeta de tapas de cart√≥n. La pelea junto a sus vecinos fue un ejemplo para que los de otros barrios se enfrentasen a las empresas de electricidad. Ahora litigan y marchan en las calles para que no se instalen otras subestaciones el√©ctricas en lugares habitados. En nueve a√Īos, Gladys Solioz lleva marcados ciento quince muertos en su mapa, y ciento diecis√©is enfermos de c√°ncer, pero tambi√©n mujeres embarazadas con malformaciones y docenas de casos de depresi√≥n. Los especialistas en epidemias le explicaron que en su barrio preocupa el √≠ndice de leucemia: lo esperable es un caso de leucemia por cada diez mil habitantes, y Solioz ya contabiliz√≥ por lo menos cuatro casos entre los ni√Īos de esa comunidad de casi dos mil. S√≥lo sobrevive la impunidad.

Mientras la justicia se despereza, Gladys Solioz actualiza con frecuencia su mapa de cruces en Ezpeleta. No puede olvidarse de las mariposas desaparecidas ni de sus vecinos enfermos ni de su padre muerto. La mayor√≠a de los sobrevivientes viven ahora con las cicatrices que les dej√≥ el c√°ncer en sus cuerpos, y exigen que trasladen la subestaci√≥n el√©ctrica a otra parte. No quieren mudarse del barrio en que crecieron. Saben que, si ellos se van, vendr√°n otros y se enfermar√°n. Y quieren que alg√ļn d√≠a las mariposas vuelvan a invadir Ezpeleta.

* * * * * * * * * *

María Elena, cáncer de mama. Falleció el 8 de julio de 2005
María Elena, cáncer de mama. Falleció el 8 de julio de 2005

Mar√≠a Elena Poljobich, la nieta de uno de los ministros del √ļltimo zar de Rusia, fuma un Derby Suave en Ezpeleta. Las rosas de pl√°stico en el florero de la mesa del living de su casa combinan con el rojo furioso de sus u√Īas. Maneja el cigarrillo con su mano izquierda, lo levanta del cenicero de vidrio tallado, lo coloca en la comisura de sus labios del mismo lado y pita largo. Tira el humo hacia arriba en un gesto copiado de una diva en blanco y negro. Y las miles de arrugas leves se le contraen en una mueca que queda suspendida.

La nieta de uno de los ministros del √ļltimo zar de Rusia, la de Ezpeleta. Es de mala encarnadura. De esas a las que una herida le tarda mucho en curar. En cerrar. Tiene 73 a√Īos. Un c√°ncer de mama la dej√≥ con un hueco profundo en la mitad de su t√≥rax y con un desgano que no la deja hacer nada. La muerte de su hijo le marc√≥ un tajo a√ļn m√°s profundo. El dolor que no cesa. Todav√≠a le vuelve transparentes los ojos celestes. El az√ļcar, que tres veces por d√≠a le pone su marido para cicatrizar las marcas del cuerpo, no puede con ella.

Mar√≠a Elena Poljobich se desnuda con un gesto que copi√≥ de su abuela y calca la mueca noble de aquella arist√≥crata rusa que no sabia ni peinarse sola. Comienza a desabrocharse la blusa para mostrar su cuerpo mientras, de costado; pita el Derby Suave largo. Se saca el relleno de nylon de una parte del corpino. Se lo desabrocha. Se muestra. Sostiene con una mano su √ļnica mama como si fuera un mascar√≥n de proa que a pesar de la lluvia’y la bruma marina mantiene cierto esplendor. Mar√≠a Elena Poljobich se vuelve una esfinge. Pierde la mirada hacia delante y choca con la pared de su casa, donde tambi√©n rebotan las ondas electromagn√©ticas. Sin mirar la c√°mara, pregunta de costado: ¬ŅAs√≠?

Sabrina, leucemia a los 15 a√Īos. El tratamiento le da√Ī√≥ los huesos.
Sabrina, leucemia a los 15 a√Īos. El tratamiento le da√Ī√≥ los huesos.
Noelia, tumor mamario maligno.
Noelia, tumor mamario maligno.
Carlos, linfoma de hodgkin
Carlos, linfoma de hodgkin

Carlos C√≥rdoba manejaba su cami√≥n de regreso de Villa Gesell cuando not√≥ que algo extra√Īo ten√≠a en su cuerpo. En uno de esos movimientos a mitad del aburrimiento roz√≥ con su mano el cuello y tante√≥ un bulto. Hac√≠a m√°s de doce a√Īos que gran parte del d√≠a se lo pasaba arriba de su cami√≥n. En su casa de Ezpeleta lo esperaba su mujer y, Luciano y Leandro, sus hijos. Carlos C√≥rdoba ten√≠a 29 a√Īos y planeaba construir una habitaci√≥n para el mayor.

Pero la fiebre, que no se iba, por unas semanas lo baj√≥ del cami√≥n. Hubo decenas de consultas y estudios hasta que lleg√≥ el diagn√≥stico. linfoma de Hodgkin. La primera vez que fue a ver a la m√©dica especialista, Mercedes Melgarejos, en La Plata. C√≥rdoba jur√≥ seguir adelante. En la sala de espera se le acerc√≥ un desconocido y le dijo: “nunca bajes los brazos”. El tratamiento fue largo. La enfermedad parec√≠a tener la fortaleza de su cuerpo grande. El tratamiento para doblegarla dur√≥ m√°s de seis a√Īos. Lo hizo mientras segu√≠a manejando su cami√≥n por la ruta. La quimioterapia le provocaba grandes descomposturas y lo hac√≠a vomitar al costado del camino. “Camionero borracho”, le gritaban desde los otros autos.

Vicenta, c√°ncer de mama
Vicenta, c√°ncer de mama
Mirta, c√°ncer de √ļtero y de mama
Mirta, c√°ncer de √ļtero y de mama

Mirta Penela ‚ÄúCuando comenc√© con las sesiones de rayos iba con mi historia cl√≠nica. Me presentaba antes los m√©dicos. Dec√≠a cu√°ntos a√Īos ten√≠a, cu√°ntos hijos. Yo tengo tres hijos y los tres tomaron la teta hasta los seis meses. Mi abuela se muri√≥ hace siete meses. De vieja. Veinte d√≠as antes de morirse empez√≥ a decir: ‚ÄúBueno, ya est√°. Ya me cans√©‚ÄĚ. Se muri√≥ de vieja. Mi mam√° est√° re-bien. Lo √ļnico que tiene es una rodilla m√°s o menos. Yo nunca fum√©. No me drogu√©. No soy al√©rgica. Siempre me cuid√© con la alimentaci√≥n. Y bueno…me agarr√≥ esto. El m√©dico, al principio, me preguntaba: ¬Ņfuma? Y as√≠ me hizo varias preguntas para tratar de determinar el porqu√© de mi enfermedad. A todas respond√≠a que ‚Äúno‚ÄĚ. Entonces me pregunt√≥: ‚ÄúSe√Īora de qu√© se enferm√≥ usted ¬ŅTiene plata en el corralito?‚ÄĚ Tambi√©n le dije no. Insisti√≥ con lo de ‚Äúqu√© se enferm√≥‚ÄĚ. Entonces me anim√© y dije: ‚Äúyo vivo cerca de una subestaci√≥n‚ÄĚ. Hubo un silencio y suspir√≥: ‚Äúah, puede ser‚ÄĚ.

Al principio, cre√≠a que yo era la √ļnica. De hecho cuando hablaban de ecolog√≠a pensaba, “esto, por la subestaci√≥n, debe ser peligroso”. Pero lo ve√≠a como un peligro de explosi√≥n. Si un d√≠a explota, explotamos todos. No hab√≠a tomado conciencia de lo peligroso que era. Una vez me enter√© de que los transformadores cargados con PCB provocan c√°ncer. Se hab√≠an enfermado tres chicos en la escuela. Empec√© a leer. Casi al mismo tiempo, v√≠ a Gladys que luchaba denunciando las posibles consecuencias de la subestaci√≥n en el barrio y pens√©: ‚Äúah, √©sta est√° hasta las manos. Debe estar enferma‚ÄĚ. Pero despu√©s me enter√© que no lo estaba. Yo viv√≠ todo el inicio del movimiento desde la cama porque estaba con el tratamiento. Los ve√≠a luchar y ah√≠ me convenc√≠. Sobre todo despu√©s cuando empec√© a decir que estaba enferma y muchas me empezaron a decir: ¬°Ah, pero a m√≠ tambi√©n me operaron!‚ÄĚ

Etiquetas: , , ,

2 comentarios para “Mar√≠a Eugenia Cerutti – 132.000 voltios”

  1. Gladys Solioz dice:

    Soy la señora Gladys Solioz y me gustaria dejar un comentario dando las gracias a revista "Nuestra Mirada" por publicar y comentar el gran trabajo que hicieron en el barrio estas dos personas que jamás olvidaremos los vecinos de Ezpeleta, Silvina Heguy y Mariá Eugenia Cerutti.

    • juan pablo dice:

      lei este trabajo con dolor y consternacion, el sufrimiento de los vecinos de ezpeleta afecta, aunque de otra manera claro esta, a un conjunto mayor y una historia en comun, pienso en el barrio como aquel lugar donde se tejen muchas de la cosas importantes de nuestra vida, es por eso que cuando gladys, mirta y tantos otros/as se ponen de pie para defender la integridad de ese espacio vital, tambien lo hacen por todos nosotros.
      un abrazo, mi respeto y admiracion,

    • VERÓNICA GARNICA dice:

      Hola gladys.Soy Verónica Garnica de San Nicolás y me gustaría ponerme en contacto con uds, porque vivo debajo de un electroducto que ahora quieren trasladar del patio a las veredas.intentamos no permitir perpetuar el problema y erradicar los electroductos de alta tensión del radio urbano

  2. marcela herrera dice:

    soy de san nicolas de los arroyos y aca tenemos tambien una estacion transformadora de energia llamada TRANSBA en medio del barrio las flores en el año 2005 se hizo un relevamienmto casero por los vecinos y los datos de enfermos fueron alarmante se hicieron presentaciones a nivel local que no arrojarron ningun resultado. Hoy estamos peleando por lograr que no se instalen mas torres de alta y media tension en los distintos barrios formo parte de una asociasion ambientalista llamada V.I.D.A y estamos intentando lograr una ordenanza que prohiba la instalacion de cableados de alta y media tension de forma aerea . El otro paso seria intentar que saquen la estacion del barrio Las Flores

    • Gladys Solioz dice:

      Hola querido San Nicolás, hace 14 años que luchamos en Ezpeleta, partido de Quilmes en Bs. As.á pidiendo el traslado de la Subestación Electrica llamada Sobral de Edesur que se encuentra dentro del corazón de nuestro barrio y pedimos que no se cablee mas con cables de alta tensión la zona donde vivimos por la gran cantidad de personas fallecidas y enfermas de cáncer. Las periodistas del diario Clarín después de hacernos una nota se quedaron tan impresionadas que hicieron un libro de nuestra lucha llamado 132.000 Voltios, caso Ezpeleta. Hoy despedimos a Rosita de 49 años por padecer un cáncer de pulmón, aclaro que nunca fumo, es la tercera persona que muere en menos de tres meses de esta terrible enfermedad llevándoselos en menos de un año de empezar a sufrirla, me siento indignada que los que tienen que defendernos de una u otra forma no lo hagan, lo que ustedes padecieron hace poquito nosotros también lo sufrimos varias veces con la diferencia que acá a mas de uno que se reprimió tenia cáncer y se lo apaleo igual tan solo por defender su salud. en Nov. de 2002 hicimos junto a la asociación A.C.U.C.C y sus abogados(Asociación Coordinadora de Usuarios Consumidores y Contribuyentes) una presentación ante el juzgado Federal numero 2,secretaria numero 6 de La Plata, pidiendo el traslado inmediato y que no se cablee mas la zona, todavía el Juez Adolfo Gabino Ziullu debe estar estar estudiando medicina para ver si todas las historias clínicas que le alcanzamos sean diagnósticos de cáncer, en fin dentro de unos días tendremos una reunión con los vecinos y comentaremos lo sucedido en su barrio, no abandonen la lucha, yo se que es bravo pasar por todo eso pero si la hubieran visto a Rosita estos días les aseguro que es peor despedir por la boca los pedazos de pulmón y ver como esto la llevaba a una horrible agonía faltandole cada vez mas el oxigeno.Lo lamento muchisimo y les mando un fuerte abrazo .Sra . Gladys Solioz.

  3. alexis dice:

    felicitaciones por este hermoso trabajo, le felicito enormemente por la investigacion.

  4. Luis Boccuti dice:

    Muy buen trabajo, sobre todo por ser un tema delicado y de gran actualidad.
    Retratos bien tratados y realizados con delicadeza.
    Felicitaciones.
    Luis Boccuti

    • Joaquina Gurrieri dice:

      Hola amigos, que gran trabajo y que bueno socializarlo de esta manera para que llegue a mas gente, a mi me da fuerzas para continuar en la lucha de defensa a la vida en salud,aca en San Salvador de Jujuy quieren colocar un estación en un predio del Barrio Los Naranjos, nuestro gobernador cedió el lugar por decreto entre gallos y media noche, la SUSEPU organo de control y la Dirección de Medio Ambiente le dieron el aval, todos generosos con lo ajeno, nuestra salud salud, no les importó que rodeando el lugar hay una escuela primaria, dos guarderias infantiles, la facultad de agrarias e Ingenieria, la escuela de minas y los vecinos que van a ser sistematicamente irradiados,por ello estamos en lucha junto con los vecinos, estudiantes, directivos para evitar la instalación de la planta, uno quiere progreso, pero no a este precio, por otro lado estamos trabajando en el Consejo deliberante para tener un ordenanza municipal, que pare este atropello, pero todo todavia es incierto y estamos esperando el fallo del juez Pedicone a nuestro pedido en la justicia, la empresa es poderosa y puede comprar voluntades.
      Gracias y felicitaciones por la lucha esto tiene que terminar a nivel nacional con na ley que reglamente el tendido electrico y las estaciones electricas en toda la nación a favor dela vida.Joaquina Gurrieri Jujuy

  5. ruben dice:

    sabian que estan intentando instalar algo similar entre carlos pay y san antonio de arredondo (cordoba) para darle electricidad a barrios privados.

    el predio lindero a donde se instalaria es una reserva natural y polideportivo.

    por favor hagan algo por los ni√Īos que alli realizan actividades.

    les dejo un blog para que se informen.

    solyriodepie.blogspot.com

    muchas gracias

  6. marcela fernandez dice:

    hola!! mi admiración a toda la gente de Ezpeleta!!! aquí en carlos paz, estamos en una lucha similar…pretenden instalar una subestacion en zona urbana, al lado de un predio protegido, educativo, natural…los vecinos nos autoconvocamos y terminamos presentando un amparo ambiental que está en trámite. lamentablemente el juez no hizo lugar a la medida cautelar de no innovar, (que apelamos y esperamos pronta resolucion) y las obras avanzan denodadamente. Lamentablemente, el poder atropella nuestros derechos…si quieren mas informacion, entrar a http://www.solyriodepie.blogspot.com. gracias!! y no bajemos los brazos!!!

  7. tratamiento de cancer dice:

    yo soy saucedo jose ariel de federal entre rios tengo 33 a√Īos y nunca tuve una enfermedad, hasta hece 2 a√Īos que me hice una resonancia cerebral porque comvulcion√© y resulto que tenia un tumor de 6,5cm por 5cm y a los 17 dias de reailizar los estudios me operaron, corria riesgo de no hablar y de no caminar y pedi que me operen nomas que por algo tenia eso y no soy mala persona,y gracias a dios salio todo bien pero a los 8 meses volvio a crecer 4mm y decidi que me operen otra vez y salio todo vien y hace 3 meses termine 60 seciones de rayos para quemar todo con grados y salio todo bien eso me lo hise en santa fe lo ultimo en tecnologia para rayos,y ahora estoy con tratamiento cerebral de quimio con remedio y estoy bien y estoy seguro que fue todo por los pcv y esos que goteaban en federal ciudad esta en el centro de la misma todo lo que no tiene que estar. este es mi numero de celu:0345415434742 y quiciera ayudar en lo que pueda y que hacer para lograr que saquen eso de la ciudad y yo tube suerte pero es impresionante murio mucha gente de cancer y nadie decia eso y como yo no tengo problema empese a mostrar lo que me paso y ahora mucha gente se esta tratando, yo les digo que no pierdan tiempo que se hagan una rezonancia y si tiene algo malo que no abandonen y se hagan todo rapido y que dios nos ayuda a que salga todo bien

  8. gabriela dice:

    Quiero comentarles que en Berazategui están por instalar una subestación llamada Rigolleau. Los vecinos han luchado años, sufrieron dos veces represión por parte de la policía que está allí para defender los intereses de Edesur. POr favor difundamos esto porque los vecinos siguen luchando! Gracias http://fueralasubestacion.blogspot.com/

  9. jorgelina diaz dice:

    hola soy de berazategui aqui estamos luchando x q la empresa edesur esta poniendo un subestacion el la fabrica regolleu , hicimos marchas,protestas, escraches fuimos golpeados x la policia q contrato la empresa somos llamdos piqueteros todo esto solo x defender nuestra salud, es una verguenza q estemos psando esto y nunca tuvimos una respuesta favorable , los vecinos tenemos miedo x lo q va a venir y en especial x nuestros hijos. si alguien nos puediera dar una mano.

  10. hernan dice:

    Espectacular esta nota,vivi hasta los 25 años a 2 cuadras y media de la subestacion sobral ,mi hermano se mudo a 3 cuadras y el a los 30 y picos de años se enfermo,le sacaron un riñon por cancer ,no esta en ninguna lista pero yo estoy seguro que fue por eso
    valoro a estas dos grandes mujeres que se animaron a difundir lo que pasa en mi hermosa ezpeleta y quiero comentar tambien que en berazategui los vecinos pelean hace años para que no pase lo mismo

  11. AVALOS ALICIA dice:

    MI PADRE TAMBIEN FALLECIO HACE UN MES!!

  12. AVALOS ALICIA dice:

    ME SUMO A LA LUCHA, MI PADRE FALLECIO EL 10 DE AGOSTO DEL CORRIENTE, VIVIO TODA SU VIDA EN LA MISMA CASA UBICADA EN CALLE LAGUARDA ENTRE RIO ATUEL Y DESAGUADERO, EZPELETA ESTE, DONDE ACTUALMENTE CONTINUA LA INSTALACION DE UNA TORRE DE ALTA TENSION, EN LA MISMA CALLE, RECIEN AHORA ME INFORMO A TRAVES DE ESTE MEDIO TODO LO QUE ESTAMOS VIVIENDO Y TOMO CONCIENCIA DE TODAS LA ENFERMEDADES Y FALLECIMIENTOS PREMATUROS DE MIS FLIARES Y VECINOS.DEBEMOS CONTINUAR AUNQUE EL DOLOR NOS BLOQUEE Y PARALICE,.
    POR LOS QUE QUEDAMOS. POR LOS QUE VENDRAN, ES NUESTRO DEBER INFORMARLOS, PREVENIRLOS, CONTROLAR SUS ESTUDIOS MEDICOS Y MUCHO MAS, SEGURAMENTE NUESTRAS AUTORIDADES ACTUALES DESCONOCEN EL TEMA.. Y NO DEBEMOS DEJAR QUE SE OLVIDEN DE ACTUAR.

Deja un comentario